Las Vegas

Verdes valles, torres pétreas de hasta 700 metros de altura, esculturas monolíticas de piedra, ríos que surcan estrechos cañones, paredes de tonalidades azules, magentas rojas, cabras montesas que miran al horizonte como si fueran las dueñas de esas tierras salvajes y ancladas en el pasado más remoto. Aunque desde la misma carretera se tienen unas panorámicas espectaculares, lo mejores realizar alguna de las excursiones señalizadas por los rangers, como el Emerald Pool Trail, el Angel Landing Trail o el Canyon Overlook, un espectacular paseo con unas vistas sobrecogedoras al final.

En dirección sur y hasta alcanzar la carretera 67, conduciremospor bellos parajes para entrar en el Kaibab Plateau, ya en el estado de Arizona, una tierra de bosques frondosos, colinas suaves y ciervos pastando, que es la puerta al ya mitico Grand Canyon National Park por su risco norte. Pensemos que este parque es visitado por más de tres millones de personas al año.

Es recomendable pasar varios días para disfrutar de toda la magia y el misticismo del Gran Cañón del Colorado. Desde el mismo centro del visitante parten rutas a los miradores más impresionantes que habréis visto jamás, la inmensidad presenciada es tal que cuesta incluso enfocar la vista a lo que parece el mismísimo infinito, a las profundidades de la Tierra, excavadas aquí durante millones de años por el río Colorado.