Nueva York de cine

Las calles de Nueva York sirven de decorado cada año a más de novecientas películas y series de televisión que se comercializan en todo el mundo.

Algunos edificios de la Gran Manzana forman parte del globalizado imaginario popular actual gracias a  momentos memorables brindados por el cine. Desde el mítico King Kong encaramado a la antena del Empire State Building hasta la romántica cita de Tom Hanks y Meg Ryan (“Algo para recordar”) en el observatorio del edificio, los miles de visitantes que esta colosal torre recibe a diario son sólo una muestra del poder de atracción del cine.

Como no podría ser de otra manera, las grandes superproducciones actuales también saben sacar partido de la situación. Poco antes del estreno mundial de la película “Sexo en Nueva York”, varias  agencias de viajes neoyorkinas anunciaron un nuevo producto, el recorrido turístico “Sex and The City”.

En poco más de tres horas, los fans de esta popular serie tienen posibidad de seguir los pasos de Carrie, Samantha, Charlotte y Miranda a lo largo de más de 40 puntos ubicados por toda la ciudad de Nueva York (bares, tiendas, restaurantes, galerías, etc.), e incluso fotografiarse en las escaleras de entrada al apartamento de Carrie. La serie se transmite en más de 200 países, por eso no es de extrañar que hasta un tercio de las personas que hacen la visita guiada “Sex and the City” sean extranjeros.